Análisis de Entorno y Evaluación de Riesgo en el contexto político, social, económico de Latinoamérica.

@APIntegra

martes, 24 de julio de 2012

Convenio Cambiario 20: ¿Oxigeno o Cianuro para la Agonía del Control de Cambio?



Caracas 24 de Julio 2012
Aura Marina Palermo
Analisis de Entorno
@APIntegra


Durante casi una década Venezuela se ha caracterizado por tener un control de cambio férreo sobre la libre convertibilidad de los bolívares a moneda extranjera, el cual ha pasados por varias etapas y mecanismos pero siempre manteniendo como matriz a CADIVI, sus derivados o mercados alternativos han sido las Casas de Bolsa derogadas en el 2010, dándole paso al SITCOME y el SITME, por tanto en paralelo la normativa ha sufriendo transformaciones tanto de forma como de fondo en el paso del tiempo. En este sentido, recientemente se ha sumado el Convenio Cambiario No 20 de reciente promulgación según Gaceta Oficial No. 39.968 de fecha 19 de julio de 2012.

En este breve análisis nos enfocaremos en los artículos 2 y 3, los cuales afectan directamente al usuario, tanto persona natural como jurídica privada.

Oxígeno:
Diversos expertos han señalado que dicho convenio da oxígeno a la restricción que sobre las divisas estadounidenses mantiene el actual Gobierno Venezolano. En parte es cierto, pero solo para aquellas personas naturales que venían excluidas en cuanto al derecho de adquirir divisas vía SITME por no tener una cuenta en moneda extranjera, siendo para éstos, una alternativa positiva el nuevo mecanismo, pues el convenio vendría a ser una especie de respiro u oxígeno.

Es importante destacar que, el usuario podrá apertura cuenta en el extranjero a través de Bancos Universales “Autorizados”, (aun no está definido cuales serán) más esto no significa que podrá abrir desde el Banco Universal X en Venezuela una cuenta en divisas en el mismo Banco Universal X en el extranjero. El convenio solo autoriza a recibir a los mismos fondos en divisas y depositarlos en la cuenta que mantiene dicho Banco Universal X Venezolano en Banco Central de Venezuela (BCV) en moneda extranjera, en otras palabras BCV es el que tendrá en custodia las divisas por tanto toda la información-control; el banco universal solo será intermediario en las operaciones de depósitos en moneda extranjera y solo podrán movilizar los dólares mediante retiros totales o parciales en moneda de curso legal en el país (es decir Bs.) al tipo de cambio oficial vigente (sin saber todavía a que tasa); o por medio de transferencias, así como cheques del banco depositario “girando contra su corresponsales en el exterior instrucciones de debito para pagos de gastos de consumo y retiros efectuados con tarjetas en el también en el exterior (Personas Naturales).

Es importante destacar que este mecanismo, no es para ahorrar o hacer inversiones salvo las indicadas en la Ley de Ilícitos Cambiario (CADIVI, Sistema de Colocación Primaria de Títulos de Moneda Extranjera (SITCOME) o del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda extranjera (SITME), los cuales son administrados y regulados por el BCV. donde el convenio claramente indica que es destinado paraFondos en moneda extranjera de origen licito de acuerdo a los instrumentos establecidos en el esquema cambiario vigente. De allí la importancia de recordar que las divisas oficiales que asigna el Estado tienen un fin definido tanto para personas naturales como para jurídicas, salvo emisiones primarias de bonos (SITCOME) que no está delimitado el uso, sino la categoría para participar.

Cianuro:
La primera interrogante y una de las mayores preocupaciones derivadas del convenio es: ¿Será este el único mecanismo de movilización de las divisas para poder acceder a moneda extranjera según lo establece la ley de Ilícitos Cambiarios? En otras palabras ¿Será un mecanismo alternativo, una opción, más no obligación?

Operativamente, no podemos analizar el convenio de manera aislada debe vincularse con la norma CADIVI-SITME; Recordemos que las resoluciones del BCV para personas jurídicas vigentes señalan los siguientes escenarios para adquirir divisas:

Códigos Arancelarios que no están en las Listas 1 y 2: El SITME y SITCOME (cuando en algún momento lo incluyen en las categorías) son su instrumento natural para acceder a divisas, no tienen acceso a CADIVI (en términos coloquiales la operatividad es sencilla: va al banco solicita SITME una vez adjudicado se negocian los títulos en el mercado internacional, las divisas las depositan en la cuenta en moneda extranjera de la empresa, la cual está en la “obligación” de transferir dichas divisas al pago del proveedor para cumplir con el pago de la factura correspondiente.

Códigos Arancelarios que están en las listas 1 y 2: Su instrumento Natural es CADIVI, SITME es un mercado alternativo para las empresas que presenten retrasos de más de 90 días (en otras palabras deben pedir las divisas a CADIVI obligatoriamente) y no han le han asignado ALD o Código de Reembolso, el usuario renuncia a las divisas (AAD) en el portal de CADIVI y ante el operador cambiario con el modelo de renuncia publicado en la Normativa vigente en Banco Central de Venezuela a partir del 01 de Enero del 2012, http://www.bcv.org.ve/c7/modelos/renunciasoladq.doc ante el operador cambiario para luego proceder a solicitar SITME, el cual una vez adjudicado (con suerte el tiempo promedio de la banca es de 90 días), se negocien los títulos en los mercados internacionales, para la adquisición lícita de divisas, siendo éstos depositados en la cuenta en dólares de la empresa domestica, para luego el importador venezolano proceder a girar instrucciones de transferir el pago de la factura al exportador del bien o servicio originalmente solicitado y autorizado su embarque por CADIVI (AAD).

Mensualmente la Banca Universal Autorizada para estas operaciones están obligados a enviar a BCV la información detallada de los fondos que mantenga en moneda extranjera, tal como lo establezcan los manuales, instructivos y circulares (aun no han sido publicados) dictados por el ente regulador para el mantenimiento de las cuentas autorizadas.
Haciendo un paréntesis del convenio 20 recordemos que después de 2 años aun la norma del SITME presenta un gran vacío dejando a libre interpretación y acceso al instrumento en lo que respecta específicamente a las Personas Jurídicas, en consecuencia la gran mayoría de las empresas importadoras no aplican el deber ser de la operatividad del esquema cambiario vigente, en muchos casos por una norma confusa, en otros por viveza criolla; lo que si está claro es que, el Convenio Cambiario 20, le da al Estado mayor supervisión y control de las operaciones, uso y destino de las divisas que los Venezolanos acceden de una u otra forma en el SITME, destacando que sobre las espaldas de los usuarios pesa toda la responsabilidad, al firmar una declaración jurada donde dan su “palabra” de cumplir lo establecido en las normas cambiarias, las cuales puede consultar en  los link anexos: http://www.bcv.org.ve/c7//modelos/djuradapjac.doc 

En términos más coloquiales, los vivos no serán los más afectados sino los que pecan por falta de información correcta sobre el tema. Sin embargo, en base a la información hasta ahora conocida, es prematuro sacar conclusiones, siendo necesario esperar el instructivo relacionado al Convenio Cambiario No 20.

Para finalizar, en caso de que lo definan como el único mecanismo para hacer uso de los instrumentos cambiarios lícitos, el Convenio Cambiario No 20 mas que “Oxigeno” será “Cianuro” para las empresas que importan, representando una muerte dolorosa que a más de uno le causara una parálisis respiratoria y efectos mortales, posiblemente convirtiéndose en una pieza del rompecabezas de la “norma caza bobos” como he denominado desde sus inicios al Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME).

No hay comentarios:

Publicar un comentario